capacidad minima

domingo, enero 29, 2006

QUÉ ES EL ENOJO.....


Es una mezcla confusa e incontrolable de sensaciones... La temperatura del cuerpo sube, los músculos de la cara se tensan y la adrenalina dispara en segundos un cóctel de disgusto, hostilidad, indignación y exasperación, que puede resultar explosivo.

Sin embargo, a diferencia de lo que se cree, el enojo es una sobrecarga de energía que se puede controlar. El secreto está, según coinciden los especialistas, en saber reconocer los síntomas físicos y emocionales que nos provoca y la magnitud de la reacción con que respondemos frente a esa energía. “Nos enojamos cuando algo nos frustra, como un atascamiento de tránsito, una mala respuesta o una amenaza a la integridad física o al honor. Los motivos y los grados de intensidad son variadísimos, pero todos tienen un elemento común: debajo de cada enojo hay una frustración. Y la función esencial del enojo es darme más energía para enfrentar el obstáculo que me produce esa frustración".
En general, y basta con recordar cualquier experiencia vivida, enojarnos no suele solucionar los problemas que disparan su existencia. Muy por el contrario, los agravan porque culturalmente se considera que el enojo es una forma de defensa contra una agresión, aunque no sea así.
El enojo es una emoción completamente natural e incluso sana, porque es el mecanismo que dispara una carga mayor de energía por todo el cuerpo para alertarnos sobre la presencia de un obstáculo que nos impide alcanzar un objetivo deseado.
La finalidad de la sobrecarga energética, cuyo mejor indicador es una fuerza física mayor que la habitual, es justamente permitirnos pasar ese obstáculo. En definitiva, el enojo es un estado emocional normal que varía en intensidad. Puede presentarse sólo como una molestia pasajera, una irritación moderada, furia o ira. Al igual que el resto de las emociones, el enojo no llega solo. También produce cambios fisiológicos: aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial y las hormonas de la energía, la adrenalina y la noradrenalina.
"El enojo es un sentimiento displacentero, que provoca signos físicos internos y externos, como la taquicardia, la sudoración y la ruborización, que pueden llegar hasta picos de hipertensión, gritos y agresiones físicas", puntualizó la psicoanalista Marcela Barilari, coordinadora docente y supervisora del Centro Dos.
Para la especialista, al sentir ese malestar difuso habría que detener de inmediato la acción y abstraerse de la escena para preguntarse cuál es el reclamo que está en juego. "El enojo es como la fiebre, se la atribuye a múltiples causas", señaló con humor.

4 Comments:

At 5:35 p. m., Blogger pas en mel mundo said...

hola washini ^_^

jeje gracias por tu post!

u rlz

 
At 6:19 a. m., Blogger Pipiolex said...

Bonito blog.
Re intersante. Pero, claro, el tema personal tiene más atractivo que temas "científicos", como este.

Saludos.-

 
At 7:46 a. m., Anonymous el mismo anterior... said...

tanta vuelta p'a decir que el mate we'a te tiene chato.... me parece "insano".

Eso.

 
At 5:17 p. m., Anonymous Anónimo said...

tengo una compañeras mas pesa qu la chucha

 

Publicar un comentario

<< Home